Monja descubre que seri­a lesbiana estando en un convento: No ocurrio ninguna cosa de lo que se estan imaginando.

Monja descubre que seri­a lesbiana estando en un convento: No ocurrio ninguna cosa de lo que se estan imaginando.

Nunca ocurrio ninguna cosa sobre lo que se estan imaginando. Igual que dije, la vida en el convento no dispone de lujos asi­ como nosotras dormiamos en el casa. Igual que era normal tener amistades, nunca era una cosa descabellado pernoctar cerca de la hermana que preferiblemente te caia. En una sobre esas noches, mi mano toco la sobre mi hermana asi­ como nos hicimos carinos. Fue confuso asi­ como tal vez lo que me salvo era que teniamos la serie sobre oraciones que recitar y muchas veces tenia que despertarme en la madrugada Con El Fin De ir a rezar a la capilla. Aquello puso fin a esos carinos, que nunca pasaron de ahi, y creo que fue lo que me salvo en aquel instante. No obstante debido a nunca podia retroceder atras, por motivo de shagle que bien habia empezado a cuestionarme.

Aun con la confusion de por vi­a, me guarde todo y decidi continuar viviendo mi vida en el convento. Tal ocasion no era nada, semejante ocasion era una etapa. De todo maneras, yo no tenia idea de lo que significaba asi­ como en ese clima la ultima cosa que teniamos era documentacion sobre sexualidad. El asunto seri­a tratado como alguna cosa prohibido asi­ como nadie permite una diferente cosa que reprimirlo. Nunca existia la posibilidad de hablarle con alguien y ocuparse de interpretar lo que me estaba pasando. No tenia a nadie con quien compartirlo.

Luego sobre esa hermana, hubo diferentes. El exacto apego. Desprovisto besos, ni todo arquetipo de insinuacion mas obvia. Pero Naturalmente, ese estima me dejaba templado asi­ como entonces me daban ganas sobre realizar una cosa mas. Aun falto conocer que seria ese «algo mas».

Me quede en Jau un ano. Tuve una amiga bastante cercana asi­ como querida asi­ como nutrimos ese prototipo sobre estima confuso y inseguro. Cuando me tuve que ir a Contagem para seguir el postulantado, nos tuvimos que separar y quede excesivamente mal.

Esa separacion asi­ como el dolor que provino de la novia fue tratado igual que algo normal por las hermanas y la superiora. Una clase de afecto a la afinidad. Tambien te separaban de tus amigas pensando en eso. Sin embargo era un circulo vicioso, porque mismamente te mudabas an una diferente comision y encontrabas an una diferente ser que afuera a suplir ese sentimiento.

Volvi a Contagem despues sobre mis vacaciones y posteriormente me transfirieron a Campos de Goytacazes (Rio de Janeiro). Alla tuve varios crushes asi­ como por primera oportunidad hubo un besito. Similar esquema: sobre noche, una cerca de la una diferente, carinos asi­ como despues hubo un besito. No obstante la hermana quedo extremadamente, bastante mal. Yo Ademas, no obstante menor asi­ como hasta tuve un poco de felicidad. Pero esta femina estaba cercano del noviciado, la ultima fase anteriormente de hacer las votantes y volverse monja definitivamente. Todo cosa podria comprometer sus proximos pasos.

Lo chistoso es que luego sobre ese besito, comparti ese exacto aprecio con diferentes chicas. Cuando tendri­as ese aprecio con una hermana en la misma ‘jerarquia’ que tu, demasiada gente te critica. Cuando la tendri­as con la hermana ya consagrada, o sea, en una etapa ‘arriba’ a la tuya, era mucho mas tranquilo. Hasta te conseguias determinados privilegios igual que ir a rezar con la novia, ir a la misa en el preferible horario, asi­ como cosas por el garbo.

La verdad, el clima del convento invariablemente va a depender de la superiora de la morada. Si la novia seri­a mas rigida, todo va an acontecer mas trabajoso, represivo asi­ como fastidioso. Cuando ella seri­a mas comprensiva, hay esa posibilidad de que te puedas aproximar a la hermana que preferible te cae. La superiora en Campos de Goytacazes era de este modo.

De hecho, en la cometido sobre Campos paso algo llamativo. Al parecer una hermana salio con un nene sobre la morada sobre los frailes. Los miembros masculinos y las mujeres se juntaban Con El Fin De vigilar el templo franciscano de la urbe y en la de esas idas la amiga vio an una hermana con un tipo de alla. Era muy comun culpar a tus hermanas con la superiora si veias alguna cosa. Era igual que una autoafirmacion sobre que estabas realizando lo adecuado, siguiendo el itinerario correcto. Yo nunca acuse a nadie.

Despues sobre Campos, pase a vivir en un convento en Santos (Sao Paulo) Con El Fin De acontecer noviciada. Casi me negaron por esos desplantes sobre simpatia. Igual que queria abundante ir al noviciado, inicie a alejarme de las otras hermanas y excluirme de evitar todo sentimiento de ese clase. De mi, esa era la unica reparacion.

Leave a Reply

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *